Facebook compra una empresa que quiere controlar dispositivos con la mente

0
0

La compañía de Mark Zuckerberg adquirió CTRL-labs, una startup con sede en Nueva York dedicada a la investigación de soluciones para usar equipos tech mediante señales neuronales.

A diferencia de otros proyectos, CTRL-labs propone la lectura de señales neuronales mediante una pulsera.

¿En el futuro cercano revisaremos las redes sociales sin un mouse en la mano, sin siquiera tocar una pantalla? Una adquisición reciente de Facebook alienta la posibilidad de, acaso sin esperar muchos años, un día controlar la tecnología con la mente.

La firma estadounidense, dueña de la mayor red social de Internet, anunció la compra de CTRL-labs, una startup neoyorkina dedicada a la investigación de soluciones para controlar equipos tecnológicos mediante señales neuronales, por ejemplo una computadora.

Las partes involucradas no informaron cuál fue el monto de la operación. CNBC estima que el comprador pagó entre 500 y 1.000 millones de dólares. La firma adquirida se fusionará con la división Reality Labs de Facebook, que entre otros desarrollos trabaja en sistemas de realidad aumentada.

Planes futuristas
Andrew Bosworth, vicepresidente en CTRL-Labs, señaló que el principal proyecto de la empresa es una pulsera que “permite controlar dispositivos como una extensión natural del movimiento”. Según explicó, ese componente colocado en la muñeca del usuario decodifica señales eléctricas que las neuronas dirigen a los músculos, y las interpretará como órdenes.

Esa tecnología “captura tu intención de manera que puedas compartir una fotografía con un amigo, usando un movimiento imperceptible o simplemente teniendo el deseo de hacerlo”, comentó Bosworth. Esas soluciones se encuentran en fase de desarrollo.

Como es usual cuando una empresa pequeña pasa a manos de un “pez gordo”, ser parte de las filas de Facebook permitirá a CTRL-labs desarrollar su tecnología a gran escala y con mayor rapidez, además de ganar notoriedad. Eso sí: deberá sobrevivir dentro de una compañía que tuvo conflictos manifiestos con los ejecutivos de otras firmas que adquirió, entre ellas Instagram y WhatsApp.

CTRL-labs fue fundada hace aproximadamente cuatro años por Thomas Reardon y Patrick Kaifosh, ambos doctores en neurociencia. En febrero de este año había conseguido 28 millones de dólares en financiación de parte de fondos vinculados a Google y Amazon.

Comentários no Facebook